¿nos afectamos?

Con tanta deconstrucción he cambiado la tolerancia por el ‘reconocimiento’, he cambiado el compromiso por la ‘implicación’, he cambiado el amor por el ‘afecto’. Les taoístas decían que es imposible describir a un individuo sin describir todo lo que le rodea y con lo que interacciona; y leyendo a Karen Barad reflexiono qué es realmente un individuo/identidad: ¿una célula? ¿un órgano? ¿una persona? ¿una relación? La respuesta es ‘sí’. Nos han construido para que seamos meros espectadores que no conecten y para que tengamos miedo. Dicen que el amor mueve el mundo, pero en una sociedad capitalista lo que nos mueve es el miedo. No voy a decir que tenemos que dejar de tener miedo, no quiero estigmatizar la cobardía, tenemos que focalizarlo hacia otro lugar. El vínculo que tenemos con lo que nos rodea no ha desaparecido, solo que las estructuras nos lo han direccionado hacia arriba, para hacernos creer en una falsa estabilidad. Eso es, la ‘estabilidad’ sin sensibilidad nos oprime, y oprime a muchas más. Cambié la libertad por la ‘sensibilidad’. Sensibilidad es lo que nos hace falta para sentir a les demás. Sentir. Con/sentir. Cuidar de une misme y cuidar lo que le rodea es para mí el mismo fin. Cuidar/nos, donde el ‘nos’ no es la suma de las partes, sino su combinación. Implicar/nos, y aceptar el vínculo a través de la sensibilidad para no homogeneizar sino para reconocer la diferencia y como ésta forma su conjunto, que se afecta entre sí. Cambié el amor por el afecto, porque el amor me ha sido impuesto como un concepto que no logro entender separado de una verticalidad opresora, que no cuestiona, o que exige en demasía y que no ve un flujo entre dos o más. Amor a lxs hijxs por parte de la madre, amor al padre, amor a dios, amor a la patria, amor al trabajo… ¿En qué punto está aquí la sensibilidad de sentir/nos? No digo que no se pueda llegar a construir otro concepto de amor, o que ahora mismo no podamos sentirlo distinto, pero toda la violencia simbólica que lo rellena cuando lo pronunciamos en esta sociedad capitalista donde todo nuestro vocabulario parte de la propiedad y de la apropiación hace que prefiera de momento conectar de una forma más sensible desde otro paradigma. ¿Nos afectamos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s