opresiones, privilegios e intersecciones

La clase social, la raza, el género, la orientación sexual, la exclusión social de personas con diversidad funcional, y muchos más tipos de exclusión social, generan lo que llamamos una serie de opresiones y de privilegios. Existen, por tanto, una clase social privilegiada, una raza privilegiada, un género privilegiado, una orientación sexual privilegiada, y una serie de factores sociales y físicos privilegiados. Todas aquellas personas que no pertenecen a estos grupos son grupos excluidos y oprimidos; padecen de discriminación, presión social, dificultad de acceso físico y social a determinados ámbitos y lugares, a información, atención, etc. Muchos de ellos por no seguir la “norma” de la estructura social dominante, otras por no haber nacido o no estar o haber sido apartados de un grupo perteneciente a los grupos de poder social, otros por carecer de ciertas condiciones físicas adaptadas a la mayoría accesible.

En general las identidades de este tipo aparecen precisamente debido a esta opresión. Por ejemplo, la heterosexualidad no es normalmente considerada una orientación sexual (sí por definición, no por cómo es tratada), sino que el resto de ‘orientaciones sexuales’ aparecen (o son creadas) por exclusión. Esto pasa también con el género, o la raza, o la diversidad funcional, etc. Yo, y esto es algo muy personal, considero estas identidades que aparecen debido precisamente a una opresión como identidades de lucha política, pero nunca como identidades propias, ya que las siento simplemente como un constructo social.

Hay que tener en cuenta que la igualdad en estos casos es muy perversa. Este tipo de opresiones sociales pertenecen a estructuras de poder, y desear romper esa desigualdad queriendo también acceder a esos lugares privilegiados de poder es construir o beneficiar otros privilegios y opresiones. Por ejemplo, aunque mi condición de mujer me hace sentir discriminada en muchos aspectos, yo no deseo acceder al mismo poder al que puede acceder un hombre, porque es discriminatorio hacia otras personas y es poder en otras estructuras y grupos. Soy de las que piensan que simplemente deben desaparecer estas estructuras sociales de poder.

Es muy común no darse cuenta de las opresiones y de los privilegios en muchas ocasiones, porque éstas no siempre se presentan en forma de exclusión total, o de esclavitud en un campo de trabajo. Las opresiones aparecen en forma de discriminación, en forma de presión, de rechazo, de no poder socialmente acceder al mismo tipo de privilegios que otras personas; o sea, de violencia en general. Esta exclusión no siempre es visible, porque no se presentan en forma de ‘leyes’ sino en forma de estructuras sociales que todas y todos tenemos metidos en nuestras cabezas. Un ejemplo es el que ya hablé en la entrada sobre monosexismo, bifobia y binormatividad. Las personas que pertenecen a grupos oprimidos les es mucho más difícil acceder, no solamente al poder (algo muy discutible y con lo que se tendría que acabar), de igual manera a todos los ámbitos sociales. A veces el problema no es el acceso, pero es el rechazo social, es el odio generado en una misma, o la obligatoriedad de tener que ser de una forma u otra.

Es muy difícil definir qué es una opresión en general, y es importante comprender en cada uno de estos grupos excluidos u oprimidos cuales son las dificultades sociales a las que se enfrentan. O sea, a qué estructura social de poder tienen que enfrentarse.

Me gusta mucho una de las argumentaciones que da Judith Butler sobre los derechos humanos en general. Explica que normalmente los grupos excluidos luchan para que se les apliquen los derechos humanos a ellas también. Esto parece lógico, pero tiene algo de normativización. Cuando no se te están aplicando los derechos humanos es porqué en principio no se te está considerando un ser humano (hablando de forma legal y social, no biológicamente). Y es esto lo que son esas personas de grupos excluidos u oprimidos, no son considerados realmente seres humanos en el grupo social normal. Querer que se nos aplique a nosotras también es querer normativizarnos y adaptarnos nosotras al sistema. Debemos levantarnos para que se nos considere en primer lugar seres humanos, y cuando cambie este concepto, los derechos humanos tendrán que cambiar para que puedan ser también aplicados a nosotras. Y aquí entramos todas: mujeres, intersexuales, trans, lesbianas, gays, bisexuales, personas con diversidad funcional, asexuales, razas no dominantes, clases sociales, etc.

Es de vital importancia también comprender como interseccionan estas opresiones y privilegios entre ellos. No es una cuestión simple, porque la intersección nunca es la suma de los privilegios o de las opresiones consideradas, sino que es mucho más complejo, hay que también entender como interactúan entre ellos. Por ejemplo, la bisexualidad cuando intersecciona con el género (con el patriarcado) lo hace de manera muy especial, y es algo de lo que hablaré algún día porque es muy interesante, y no lo hace igual la homosexualidad con el género.

Otras intersecciones muy importantes son ciertas opresiones con ciertos privilegios. Aunque algunas de nosotras formemos parte de un grupo oprimido nunca debemos olvidar nuestra posición de privilegio en otro. Debemos ser conscientes y tenerlo en mente, aceptarlo. Obviar nuestros privilegios sería infantil y egoísta, además de hacernos olvidar que existen otras personas en otras circunstancias que están siendo discriminadas por otras razones; no debemos olvidarlo porque muchas veces en muchas luchas (como ha sido por ejemplo el tradicional feminismo, clásicamente para mujeres blancas de clase alta y heterosexuales) solo miran para ellas mientras siguen oprimiendo una parte de la población. Aquí debemos luchar todas y para todas, y la lucha por la igualdad debe ser crucial en todos los aspectos.

¿Es posible que siendo conscientes de nuestros privilegios podamos usarlos para romper con la estructura que los crea? Podría ser. Es algo que debemos comprender en cada situación en la que nos encontremos, escuchar a las personas que no tienen ese privilegio y comprender qué podríamos hacer, y aprender a no caer en el uso del privilegio de forma inconsciente. Pero sobretodo, aceptar que los tenemos. Usar nuestra voz y nuestra fuerza como privilegiados para apoyar a esas personas que no lo son; desviar ese poder de dirección. Por eso son importantes los hombres en el feminismo, por eso lo son los heterosexuales en los movimientos LGBT, por eso lo son los blancos en las lucha contra el racismo y el colonialismo.

Así, que a modo de aceptación, voy a decir que aunque formo parte de grupos oprimidos por el hecho de ser mujer, bisexual y de haber nacido en una familia de clase obrera, tengo que aceptar mis privilegios, como son el hecho de no ser inmigrante, vivir y trabajar en el mismo estado donde tengo la nacionalidad, soy europea, blanca, tengo que llevar gafas, pero realmente no las necesito a diario y no tengo ninguna ‘discapacidad’ que no me permita acceso, tengo acceso a internet, a un ordenador personal, tengo un trabajo con el que gano más que suficiente para poder vivir y hacer algunas otras cosas, sé leer y escribir. Y tengo acceso a todo ello y a poder estar escribiendo esto en un blog. Así que, mirándolo bien, puedo usar estos privilegios, como estar ahora mismo escribiendo esto y colgándolo en la red, y usarlos en favor de lo que yo elija.

Anuncios

2 pensamientos en “opresiones, privilegios e intersecciones

  1. Pingback: coños, tetas y pollas: cosificación, sexualización y ‘feminismos’ | reflexiones degeneradas

  2. Pingback: sensibilidad y horizontabilidad | reflexiones degeneradas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s